Prácticas mindfulness

Prácticas mindfulness

Ante Situaciones complicadas que nos arrastran a una sensación de desasosiego, cansancio, estrés, que afectan a nuestro bienestar físico, psíquico y social. Nos cuesta atender los desafíos y responsabilidades y relajarnos para afrontar las experiencias que vivimos.

El mindfulness o atención plena son un conjunto de prácticas, derivadas de la meditación budista, que nos permiten parar, observar, entrenar a la mente para permanecer serenos y conectados al presente con una actitud de aceptación.

El entrenamiento de la atención,, es el elemento principal que nos aporta del mindfulness , parar y detenernos en la observación sin juicio de lo que está sucediendo, de lo que hacemos, cómo lo hacemos o lo que sentimos (de nuestros pensamientos, emociones, sensaciones). Para procurar reducir el ruido mental, las divagaciones de la mente centrada a menudo en pensamientos del pasado o del futuro, o en emociones desagradables, que nos preocupan y nos abstraen del momento presente e impiden centrarnos y visualizar opciones, soluciones, cambios y toma de decisiones favorecedoras al bienestar.

La práctica, también nos acerca a nuestro mundo emocional, nos facilita reconocer, canalizar y aceptar las emociones con mayor claridad, con la observación sin interpretaciones, respondiendo con mayor eficacia en vez de reaccionar negativa e impulsivamente ante las situaciones, fomentando el desarrollo de la gestión emocional, y aumentar nuestro autoconocimiento.

Vivir más consciente y a través de una práctica continuada y constante de mindfulness, vamos creando una manera diferente de relacionarnos con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea,

“Cada vez que eres capaz de observar tu mente, ya no estás atrapado en ella”
Eckhart Tolle

Su metodología aporta herramientas que nos ayudan a centrar la mente, la atención, la intención de estar presente conectar con las emociones y fomentar momentos de bienestar interior y también en las relaciones sociales, a través de una comunicación más consciente, atenta y abierta. Herramientas Tanto a nivel formal ( a través de meditaciones) como la páctica informal durante actividades durante nuestro día a día, en las que procuramos poner toda la atención , centrados en lo que estamos haciendo. Te comparto algunas propuestas de ejercicios de mindfulness que te pueden ayudar en estos momentos de incertidumbre.

Práctica Formal (meditaciones):

Consiste en tomarse un tiempo (10 ‘, 20’, 30 ‘) para estar sentados, tumbados o de pie y centrándose deliberadamente la atención en la respiración, sensaciones corporales, sonidos, los pensamientos o las emociones.Se debe adoptar una postura que genere comodidad, estabilidad pero a la vez que nos permita estar atentos durante toda la práctica.

Practica Informal:

Se trataría de que la habilidad adquirida durante las sesiones de meditación / mindfulness vayan generalizando a todos los momentos de la vida y en todas las actividades que realizamos a lo largo del día.

Consiste en poner la atención en las actividades cotidianas, ej: comer, lavarse dientes, hacer ejercicio, hablar, leer ….

 Practicas para casa.

Ejercicio 1: Pararse (entrenamos la autorregulación en el momento presente)

observa tu experiencia aquí y ahora. ¿? ¿Qué olores notas? Qué ruidos sientes? Qué pensamientos vienen a tu cabeza ?. Mantente un rato observando (sin hacer nada).

Ejercicio 2: Toma conciencia del cuerpo

Toma conciencia de tu actual postura. No la modifiques. Si estás sentado toma conciencia de las partes del cuerpo que tocan la silla, observa si hay alguna tensión, como reposan los pies en el suelo .. Varias veces al día, cuando te sientas, observa tu postura y hazte consciente de ella .

Ejercicio 3: Ser consciente del momento presente con atención a la respiración

• Siéntate con una postura cómoda, atendiendo a la sensación de la respiración que te llena los pulmones y que después vuelve a fluir y sale por la boca a la nariz.

• cuenta cuando por la atención a la respiración, y empiezas a pensar en otra cosa, a soñar despierto.

• Dirige de nuevo la atención a la respiración, con amabilidad hacia ti mismo,

• El objetivo no es controlar la respiración,, ni controlar los pensamientos, se contactarte con la experiencia del momento presente.

Hacer una comida con conciencia plena

Es recomendable llevar una libreta o diario de practica y registrar.

Espero que os sea de utilidad. Os iré añadiendo audios y más prácticas.

Compartir este post


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies