La autoconfianza y el conocimiento de nuestras potencialidades son necesarios como punto de partida para afrontar con seguridad y resiliencia todo el proceso de búsqueda de trabajo.

Es necesario plantearse donde estamos, quien somos y redefinir nuestros propósitos, nuestras motivaciones, intereses sin dejar de atender a cómo nos sentimos, porque es tan o más importante saber escucharnos reconocer que nos está pasando y desde allí reconstruir .

Cuidar nuestra autoestima es importante para mantener el ánimo y perseverar, emoción que es el reflejo de nuestros comportamientos. Nuestros propios pensamientos son los que generan la emoción y ellas la que preceden a la acción.
Tantas veces somos nosotros mismos los que nos saboteamos con nuestros pensamientos y nos construimos un mapa de la realidad que nos despliega una emoción negativa que no nos permite avanzar ni tirar adelante con nuestras ideas y/o objetivos. Entrando en un bucle que cada vez es más profundo y que está limitando nuestras posibilidades de crecimiento tanto personal como profesional.
Suele ser habitual infravalorarse, juzgarnos negativamente, ponernos excusas, condicionarnos por lo que los demás nos dicen y opinan de nosotros, alabar lo que los otros hacen sin preguntarnos cuál ha sido su esfuerzo hasta llegar al resultado .

En ocasiones nos boicoteamos con nuestras creencias acerca de quién somos, de lo que se espera de nosotros y lo que somos capaz de hacer, nos cegamos a nuestras propias habilidades, vemos lo negativo que hay en nosotros y ensalzamos las virtudes de los demás. Otras veces, las creencias, lo que pensamos también nos impulsa en ese proceso.
Es necesario el autoconocimiento que pasa por identificar nuestras habilidades, definir nuestros intereses, ilusiones, retos…. Hacernos conscientes de nuestras habilidades y competencias, de la presencia de la capacidad para adaptarnos al cambio. Un buen conocimiento de nosotros/as mismos nos ayudará a potenciar la autoestima y adquirir mayor confianza en ostros mismos y, al igual que conocer nuestros límites, nos ayudará a superarlos.


Rodearnos de personas y ambientes que nos proporcionen seguridad que te carguen de energía para emprender y hacer. Buscar nuestros logros, reforzar nuestras habilidades y entrar la atención en lo que sí tienes y somos para reforzarte y darte la fuerza interior para alejar las creencias que nos limitan para abrir un universo de oportunidades y poner la atención en lo que sí depende de ti.

“Llega un momento en que es necesario abandonar las ropas usadas que ya tienen la forma de tu cuerpo y olvidar los caminos que nos llevan siempre a los mismos lugares. Es el momento de la travesía. Y, si no osamos emprenderla, nos habremos quedado para siempre al margen de nosotros mismos”. Fernando Pessoa.